El Parque

logo-parque-normativa

BIENVENIDO A

UN LUGAR ESPECIAL

El PARQUE DEL ESTRECHO DE MAGALLANES representa 100 años de esfuerzo local de conservación del patrimonio natural y cultural por parte de diversas generaciones de habitantes del Estrecho.

Se emplaza sobre una península angosta y rocosa de casi 4 kilómetros de extensión llamada Punta Santa Ana.
Sus 250 hectáreas contienen 2 Monumentos Históricos Nacionales (MHN) y sitios arqueológicos que señalan la presencia humana desde hace miles de años.

familia
familia-pizarro
mariana-y-eduardo
rodrigo

El PARQUE DEL ESTRECHO DE MAGALLANES es un área protegida, gestionada por medio de una alianza público-privada, entre un consorcio regional y el Ministerio de Bienes Nacionales.

https://youtu.be/TwC5HrS3X88

ÁREA PROTEGIDA

Es hogar para distintas formas de vida representativas del Estrecho, además de ser un mirador natural del paisaje que le rodea. En las 250 hectáreas (ha) de área protegida, el Parque concentra flora, fauna y geología propia de la zona, algunas de ellas vulnerables a extinguirse.
En cuanto a la fauna, a la fecha se han identificado 41 especies de vertebrados silvestres nativos (39 aves y 2 mamíferos) más dos especies introducidas: el conejo y la liebre. Además, existen dos mamíferos silvestres nativos: el puma y el zorro chilla. hectáreas contienen 2 Monumentos Históricos Nacionales (MHN) y sitios arqueológicos que señalan la presencia humana desde hace miles de años.

lobo-marino
quique
zorro
delfin-austral
carpintero-magallanico
canquen-colorado
calafate-pdh
ciruelillo
coigüe

De las especies identificadas 5 se encuentran en categoría de conservación, de las cuales 3 son aves: el Concón, el Carpintero negro y la Bandurria, clasificados como Insuficientemente Conocido, Vulnerable y Fuera de Peligro, respectivamente. Por su parte, los dos mamíferos (zorro chilla y el puma) fueron clasificados como Fuera de Peligro y Vulnerables, respectivamente.
Respecto a la flora, se puede encontrar bosques de lengas, coigües y ñirres, donde también abunda el calafate, la chaura, el ciruelillo y vegetación propia de la zona, entre otros.

La composición florística está compuesta por 45 familias, 61 géneros y 77 especies, que conforman un 8% del total de la flora vascular de la región de Magallanes y un 0,4% de lista patrón de los líquenes de Chile. De las 77 especies presentes en el área, 4 de ellas presentan problemas de conservación, entre ellas el Canelo y la Leñadura.
La flora está conformada por 68 especies nativas y 9 especies exóticas, de las cuales las más importantes en términos de cobertura son el pasto ovillo, el pasto miel, la pilosela y el trébol blanco. Estas especies son comunes de praderas naturalizadas y en general se distribuyen de preferencia en los claros del bosque, en senderos creados por vacunos y bermas de los caminos. Su presencia indica la intervención del hombre en el pasado.

Respecto a su valor arqueológico, los estudios de impacto ambiental han registrado 19 sitios con valor patrimonial, de los cuales 15 están en el Parque y otros 4 se encuentran en terrenos colindantes a la zona protegida.
En los sectores interiores del Parque, el único asentamiento corresponde al Fuerte Bulnes. Los sectores costeros fueron los más utilizados y se agrupan en: Bahía Observatorio, Punta Santa Ana, Bahía Norte, Puerto Muerto y Puerto del Hambre.
Tras la determinación de los sitios arqueológicos, se han adoptado medidas de mitigación para su conservación, como la presencia permanente de arqueólogos durante cualquier faena que implique movimiento de tierras dentro del Parque, proteger y señalizar los sitios arqueológicos, además de restringir su acceso para el público en general.

fuerte-bulnes-mhn
Del estrecho -003
puerto-de-hambre-mhn
punta-sana-ana